Dieta del platano

Esta dieta de C.Lefort, se basa principalmente en el consumo de plátanos a los que atribuye propiedades casi mágicas; por tanto es un régimen rico en glúcidos, algo escaso en proteinas, pero no demasiado, y un poco pobre en lipidos esenciales.

Está pensada para seguirse durante 15 días y no tiene en cuenta el aporte energético.

Se deben ingerir al menos 5 plátanos al día, acompañados de leche desnatada, verduras, queso, ensaladas, pan integral, huevos y carnes de aves.

Menu tipo

en el desayuno, un vaso de leche desnatada, una tostada con queso fresco y uno o dos plátanos; para comer, una pechuga de pollo con ensalada y 1 o 2 plátanos; y como cena, un huevo pasado por agua, un plato de verduras y 1 o 2 plátanos.

Con esta dieta es posible perder de 2 a 3 kilos semanales, sobre todo durante la 1ª semana. No hay que olvidar que se trata de un plan de adelgazamiento monótono y, por tanto, no es aconsejable seguirlo durante más de 2 semanas, pues se corre el riesgo de empezar a saltarse las normas y de aumentar la ingesta de calorias.

Opinion de los especialistas

Los especialistas dicen que al basar la dieta en el consumo de plátanos, no cabe duda de que se puede perder peso, ya que la ingesta de calorías suele ser bastante menor que una dieta que incluye variedad de alimentos, pero a largo plazo, no es ni mucho menos la mejor forma para perder peso. Como en otras dietas de este tipo, si se prolongan, el riesgo de caer en deficiencias nutricionales es muy grande.

Se trata de una dieta hipocalórica que contiene carbohidratos y proteinas, pero está exenta de grasas. Y las grasas son imprescindibles para el organismo: una dieta debe contener un 30 por 100 de su valor calórico en forma de grasas, por que éstas son entre otras cosas, el vehículo para ingerir vitaminas liposolubles A, D y E. Esta dieta se basa en que 5 plátanos contienen de 250 a 300 calorías aproximadamente y un gran poder saciante.