Dieta Scarsdale

 

Inventada por el cardiólogo Hermann Tarnower, de Scarsdale, en el Estado de Nueva York, es un régimen de proteinas típico en el que se permite una pequeña cantidad de grasas. Sin embargo es pobre en hidratos de carbono, lo que no la hace adecuada para personas que hacen mucho ejercicio físico. Aporta de 800 a 1200 calorías diarias y está pensada para seguirse 2 semanas.

Para el aporte dominante de proteinas se debe comer carne, pescado, aves, queso, verduras, fruta y frutos secos. Quedan excluidos de la dieta alimentos ricos en carbohidratos, como pan, pasta, patatas, arroz, dulces y azúcar.

También se prohibe la leche, el aceite y las bebidas alcohólicas. Entre horas se puede tomar zanahoria y apio en la cantidad que se desee.

Menu tipo

De desayuno café o té sin azúcar y dos piezas de fruta; para comer filete de pavo con ensalada o filete de ternera con guisantes y una pieza de fruta, y para cenar huevos revueltos y queso fresco.

Se pueden perder de 3 a 5 kilos en 2 semanas, pero hay que tener en cuenta que con esta dieta, como sucede con todas las dietas hipoproteicas, lo primero que se moviliza es el glucógeno (hidratos de carbono) de las reservas, lo que produce una mayor eliminación de agua, ya que los hidratos de carbono de reserva están unidos al agua de las células del cuerpo.

Opinion de los especialistas

Moderar el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono es negativo tanto desde el punto de vista nutricional como en el control de peso. Recomendar el consumo de zanahoria y apio entre horas no es malo, pero hay que tener en cuenta que estos alimentos también aportan calorias. Además es una dieta que sólo tolera frutas y verduras de muy bajo aporte calórico y alimentos fundamentalmente proteicos, lo que supone un déficit en calcio y vitaminas liposolubles.