Los diez mandamientos para adelgazar

Dejando aparte cualquier problema o transtorno que podamos tener con nuestra relación con la comida, lo cierto es que hay ciertas cosa de sentido común que todos deberíamos hacer para llevar un estido de vida más saludable.

1- No saltarse ninguna comida

2- No comer ni pan , ni carne en exceso

3- No rpetir nunca en la mesa

4- Beber mucho, como dos litros de agua al día

5- No abusar de los fritos

6- No fumar en la mesa

7- No perder el buen humor

8- Evitar las bebidas alcoholicas de alta graduación

9- No excederse ingiriendo alimentos entre horas, es decir, no picotear porque esto lleva a cometer errore tales como ” he comido entre horas por lo que no como esta noche para compensar.

10- Tener paciencia

Siete falsedades sobre adelgazar

Para adelgazar hay que :

1- Consumir pocas proteinas Ningun medico avala esta afirmación, las proteinas, no dificultan la perdida de peso.

2-Hacer una comida fuerte al día– La mejor distribución sigue siendo desayuno fuerte, comida ligera, cenar a hora temprana.

3- Beber vino– El alcohol es una delas primeras cosas a eliminar para perder peso.

4- Usar miel para endulzar– Tomarla a diario engorda

5- Recibir masajes– Ayudan a reducir el estrés pero no los kilos.

6- Fumar, porque ayuda a controlar el peso- El cigarrillo no adelgaza , pero sí aumenta el riesgo oncológico y cardiovascular.

7- Comer solo fruta- Todos los alimentos engordan: un kilo de fruta aporta 600, los platanos y los higos, más aún

Lo mas saludable y efectivo para adelgazar sigue siendo ingerir menos cantidad de alimentos, cocinar con poca grasa y disminuir el connsumo de productos muy caloricos, así como practicar ejercicios aerobicos o localizados. Muchas de las creencias e ideas que proponen los regimenes populares, no solo son erroneas sino que incluso pueden resultar nocivas. Son mentiras o leyendas que conviene descartar cuanto antes.

¿Hacer el amor adelgaza?

Hacer el amor no adelgaza

aunque es cierto que durante el acto sexual el corazón lata más deprisa, se tensan los musculos, la respiración se acelera y los movimientos pelvicosy las posturas suponen una cierta gimnasia . Sin embargo el consumo de calorías que se realiza haciendo el amor es equivalente al de subir un par de pisos de escaleras, con lo cual, si tenemos en cuenta que si no estuviesemos haciendo el amor, estaríamos haciendo otra cosa como leer, cocinar, etc pues también estaríamos astando algo de energía por lo que el gasto calorico de hacer el amor no es realmente considerable.

Pero lo contrario si es cierto. No hacer el amor engorda

No hacer el amor si puede facilitar que se engorde, o que se sea menos eficaz a la hora de rebajar peso. Esto es debido a que la frustración sexual puede ser compensada con el placer de comer en exceso, por lo tanto hacer el amor, hacerlo bien, con una persona que nos llene puede ser fundamental para que logremos la autoestima y la voluntad que nos lleve a alcenzar nuestro peso soñado.

Masticar despacio

Muchas veces no reparamos en la importancia de masticar despacio. Normalmente el tiempo que se tarda desde que se toma el primer bocado hasta que recibimos la sensación de saciedad es de quince minutos, es por eso que cuanto más tardemos en consumir nuestra comida menos comeremos y por tanto reduciremos considerablemente la ingesta de calorías, además de otros multiples beneficios pues la digestión empieza con la ensalivación. Cuanto mas masticados esten los alimentos menos cargaremos de trabajo al estomago y al resto de organos internos involucrados en el proceso de la digestión  por lo que presumiblemente funcionarán de forma más eficiente a la hora de asimilar nutrientes y por encima se conservarán en mejor estado de salud.

Ahora bien Masticar despacio es como decir ganr mas dinero, tener mejor caracter, dejar de fumar, etc.

Es una de tantas frases muy faciles de decir y muy díficiles de hacer.

Para empezar tienes que prestar atención a tu manera de comer, lo más probable es que te sientes a la mesa, des dos bocados masticando despacio y despues te olvides y sigas comiendo a tu velocidad acostumbrada.

En mi caso particular me he dado cuenta que tengo que reeducar a la lengua, pues aunque mi mente esta enfocada en masticar despacio, los movimientos automaticos de mi lengua me llevan a engullir literalmente la comida, pero poco a poco cada día voy comiendo de manera más pausada.

No importa, no pasa nada, lo importante es que no cejes en el empeño y poco a poco lo conseguirás.

Adelgazar no es enflaquecer

Cual es la diferencia entre adelgazar y enflaquecer: pues una diferencia enorme – enflaquecer es perder sin distinción tanto lo que es inutil para el organismo como lo que no, tanto deshechos metabolicos como componentes esenciales, por lo tanto al enflaquecer se suele perder masa muscular y de una maner mucho mas lenta grasa.

Adelgazar sin embargo significa dismunuir lo que el cuerpo ha acumulado de más y lo que le molesta, al adelgazar unicamente se elimina aquello que estaba entorpeciendo el buen funcionamiento del organismo, normalmente el exceso de grasa y de liquidos.

De esta manera se puede dar la paradoja de ser pesado y al mismo tiempo, estar delgado y sano o bien se puede ser ligero y al mismo tiempo estar fofo y cansado.

Nuestro objetivo debe ser el de convertirnos en personas delgadas y sanas.

Diferencia entre tener una meta y tener un sueño

La diferencia entre tener una meta y tener un sueño es muy simple:

Una meta es un sueño con un limite de tiempo, es decir un sueño que se tiene que realizar antes de una fecha. Si le pones una fecha a tu sueño tendrás que trabajar para conseguirlo, tendrás que cambiar tus actitudes, tendrás que moverte en pos de tu sueño.

Si simplemente tienes un sueño, esperarás que este se cumpla ” algun día”, siempre en el futuro, siempre mañana.

La diferencia entre una persona de exito y otra persona que no lo tiene, es que la persona de éxito emprende el camino para conseguir sus metas, no teme al fracaso, sabe que el fracaso no es importante, lo único importante es el camino y el aprendizaje, sabe además que muchas veces que para subir a la cumbre del éxito hay que subir los peldaños de una escalera hecha con fracasos.

La persona sin éxito normalmente tiene tanto miedo al fracaso que ante el temor de tener que afrontar uno, prefiere la no acción, ” si no lo intento no fracasaré” se dice, con lo cual pospone sus ilusiones para ” algún día”, ” no es el momento”, ” tengo que centrarme en otras cosas”.

El momento para tomar la decisión de bajar de peso es ahora.

Miedo a estar delgado

Todo los pueblos y culturas han dedicado su principal esfuerzo laboral y económico a obtener el suficiente alimento necesario para sobrevivir.  Las hambrunas eran frecuentes, las guerras también, las enfermedades y epidemias devastabaan a la población. En ee escenario las personas rollizas tenían más posibilidades de sobrevivir que las personas mal nutridas o mal alimentadas.

El hombre primitivo relacionaba la obesidad con la fertilidad, en tiempos de Rubens el ideal de mujer bella, era una mujer rolliza, entrada en carnes.

La necesidad pues de guardar la mayor cantidad de nutrientes en el organismo para su uso posterior, ha sido refinada y mejorada a traves de la evolución del ser humano, esta capacidad enormemente valorada en epocas de escasez, en este momento en que tenemos abundancia de alimentos, es nuestra principal fuente de preocupación ya que nos impulsa a engordar.

Sin embargo el miedo a la delgadez todavía esta fuertemente grabada en el incosciente de muchas personas. Es tal vez este temor el que nos lleva a acaparar alimentos, muchos sentimos que si dejamos algo de comida en el plato estamos realizando alguna clase de alto malvado, reforzado quiza por nuestras bien intencionadas y amantisimas madres, que nos decían ” voy a tener que tirar la comida y los niños en africa pasando hambre, tirar la comida es pecado, no te lo comes con todo el cariño que te lo he hecho” y cosas similares que han reforzado en nuestro inconsciente un respeto casi místico hacia los alimentos.

En el caso de España en el que nuestros padres o abuelos todavía recuerdan una guerra y una hambruna posterior en la epoca de la postguerra, hacen que estas ideas y este temor a no tener que comer todavía este fuertemente arraigado en nosotros.

En muchos casos para poder vencer este condicionamiento hace falta realizar una emancipación psicologica de nuestros padres, es decir tener nuestras propias metas con valores morales no copiados de los demas sino que emanen de nustra propia  consciencia.

El Kaizen para adelgazar

El kaizen es una tecnica japonesa utilizada por Japón hasta la segunda guerra mundial y que despues cayo en desuso. Posteriormente esta tecnica la han recuperado los norteamericanos y la emplean con éxito para incrementar los rendimientos de los empleados en las empresas.

Basicamente el Kaizen nos explica el comportamiento del cerbro ante los estimulos, y nos cuenta como ante la posibilidad de hacer un cambio entra en funcionamiento una parte del cerebro llamada amigdala. La amigdala es una de las partes más primitivas del cerebro y es la que responde ante la presencia del peligro, normalmente la reacción primaria de la amigdala es huir, por eso cuando queremos hacer un cambio grande en nuestra vida, la amigdala reacciona ante la posibilidad del cambio como si de un peligro se tratase y nos impulsa a huir.

Es por eso que cuando iniciamos un regimen, normalmente lo hacemos muy estricto, estamos dos días pasando hambre, queremos adelgazar 10 kilos en un mes y claro, al tercer día ya hemos abandonado.

Por eso el kaizen nos propone hacer cambios muy pequeños, sin prisa, casi insignificantes , para evitar la respuesta de huida de la amigdala. Un inicio de cambio de alimentación segun el kaizen sería pues, por ejemplo, dejar dos patatas en el plato, o dejar un bocado de lo que sea, durante una semana, dos o lo que haga falta, cuando ya no sintamos ganas de ese ultimo bocado introducimos otro cambio.

Yo voy a iniciar mi proceso de cambio simplemente así, voy a dejar siempre el ultimo bocado de lo que sea que me vaya a comer.

Adelgazar sano de manera saludable cuidando la alimentacion y sin contar calorías

Hola amigos despues de media vida adelgazando y cogiendo kilos me he dicho a mi mismo BASTA YA. Tengo 36 años y peso 150 kilos, gracias a mi trabajo al aire libre soy de complexión fuerte y para la gente que no me conoce sorprendentemente ágil. Tal vez por eso , por ser capaz de llevar mi exceso de peso , siempre lo he dejado para despues, … tengo tiempo, ya adelgazaré, más adelante.

Cuando tenía 14 años pensaba tengo que adelgazar antes de los veinte años, cuando tenía veinte años pensaba ya adelgazaré cuando tenga 25, pero el otro día me di cuenta que tengo ya 36 años y si no adelgazo ahora ¿Para cuando lo voy a dejar?

Da igual que tengas 15, 30, 50 o 60 años el momento de adelgazar sano cuidando la alimentación y sin contar calorías es ahora, y quiero contaros mi proceso con la esperanza de que mi experiencia os pueda servir y tal vez contar con vuestra compañía y apoyo.

Se puede decir que sé todo lo que hay que saber sobre adelgazar, tengo más de treinta libros sobre el tema, pero me falta lo más importante ser capaz de llevarlo a la practica y creo que si estas leyendo este blog probablemente tu sentirás algo parecido.

Empieza el camino

1 4 5 6 7