Dieta de la sopa de tomate

 

Esta dieta, es la que siguen los enfermos del corazón del Secret Memorial Hospital de EEUU antes de una operación.

Se trata de un plan de una semana que limpia impurezas y quema grasas muy rápido.

Que se puede comer y que no

La base de esta dieta es una sopa que se debe de comer todos los días y en la cantidad que se desee, porque apenas tiene calorías.

Para hacerla, hervir 6 cebollas, 2 pimientos verdes, un ramillete de apio y una cabeza de repollo. Añadir 2 latas grandes de tomate, salpimentar y pasar por la batidora.

Además se puede consumir frutas, verduras, arroz integral, un poco de carne de vacuno, leche desnatada, zumos, té sin azúcar y café. Todo lo demás está terminantemente prohibido.

Menú tipo:

Durante el primer día se puede tomar toda la sopa y la fruta que se desee.
El segundo día se sustituye la fruta por verdura. El tercero: sopa, verdura y fruta.
El cuarto: plátanos y leche desnatada
El quinto: sopa, carne de vaca y tomate y así hasta 7 días.

Sus defensores aseguran que así se pierden de 4 a 7 kilos.

Opinión de los especialistas: Es una dieta monótona que rompe los hábitos alimentarios y lleva a comer muy poco porque la sopa llega a hartar y se deja de comer. Al no ser una dieta variada, se cae en deficiencias de proteínas, vitaminas y minerales.

Como los alimentos que componen la sopa poseen un escaso valor calórico, su aporte energético es bajo. Además no proporciona suficientes aminoácidosy ácidos grasos esenciales, calcio, hierro y vitaminas A,D,E y K.

Al abandonar esta dieta, la persona no ha aprendido a comer y vuelve a las costumbres que le han hecho engordar.